Manifiesto "La Carolina" febrero 2018.

Autor manifiesto: Sancho Dávila Iriarte

Firmantes: Ganaderos de Jaen y Transhumantes

Publica y suscribe: Asaja Jaen revista marzo-abril 2018

MAR 21, 2018 |ExtensivaganaderíareivindicacionessaneamientosSierra Morena

aqui.- https://www.asajajaen.com/actualidad/reivindicaciones-sector-ganadero-extensivo-jaen

 

El pasado 13 de Febrero, se celebro una reunión en la Carolina convocada por Delegación de Agricultura de Jaén, donde asistieron ganaderos de extensivo de la provincia de Jaén, que pudieron exponer sus quejas por la problemática que el Saneamiento Ganadero esta ocasionando en sus explotaciones. Un plan oficial que a juicio de los propios ganaderos “consideran  fracasado, por el número de vacas sacrificadas y los índices Sanitarios conseguidos”.

 

Sancho Dávila Iriarte, ganadero de Extensivo, presentó un escrito en representación de los ganaderos de extensivo de Jaén asistentes, donde indicaban sus peticiones para una mejora en el desarrollo del saneamiento ganadero.

 

Peticiones de los Ganaderos de Extensivo de Jaén.

 

1.-Un saneamiento al año.

 

Sierra Morena de Jaén, es la más abrupta y montuosa de toda Andalucía, por lo que es muy problemático, el realizar, más de un Saneamiento cada año, pues el ganado que ha logrado hacer pasar por la manga de Saneamiento una vez, se refugia y se protege posteriormente en el monte, evitando su traslado a los corrales por segunda vez.

Además no existe en el año otra fecha, en que las vacas, no estén pariendo, lo que hace que un segundo Saneamiento provoque bajas de becerros y partos fallidos, lo que en nuestra opinión lo hace inviable.

 

Un solo Saneamiento al año, no es un precedente. Otras Autonomías así lo realizan, como Castilla La Mancha y alguna realizan el Saneamiento de un porcentaje de vacas de la Explotación Ganadera, (muestreo).


El coste de más de unos 5.000 Euros por un segundo Saneamiento, lo hace económicamente también imposible, para nosotros.

Es necesario recordar que hace poco tiempo, hacíamos en Jaén, un solo Saneamiento al año.

 

2.-Suprimir del plan oficial, la palabra “erradicación”.

 

Sustituyéndola, por CONTROL O VIGILANCIA DE LA TUBERCULOSIS. Tal como está escrito en : ” Decisión Comisión de la Comunidad Europea 2.008 ” que también prevé, acciones en comarcas o regiones, posibilitando un Plan Oficial diferente por regiones y no un Plan Oficial, igual para toda España, error importantísimo por lo diferente que son las Ganaderías de una región o de una Autonomía a otra.

 

Motivo claro, es que nuestras Ganaderías, conviven desde hace siglos y lo seguirán haciendo, con más de 40 especies silvestres, de las cuales, algunas no es que estén infectadas, sino que son RESERVORIOS de la tuberculosis, por lo que la erradicación es imposible. Y por el número de animales silvestres que tenemos, menos.

 

Si se atiende a nuestras peticiones, los Ganaderos lograremos una mejora, de los actuales y catastróficos, índices Sanitarios con medidas diferentes a las actuales, que están basadas únicamente, en sacrificar vacas, en un número que consideramos inadmisible para Andalucía.

 

3.-No a la INMOVILIZACION de los bovinos que hayan sido Saneados sin problemas sanitarios.

 

Sí, al aislamiento de segregación por lotes en  la misma finca, de los que hayan salido “positivos” a la IDTB y/o prueba comparada, a los  cuales se les realizará un segundo Saneamiento, haciéndolos previamente tratamientos de alimentación y de vacunas o otros productos veterinarios, si los hubiere, para darle una segunda oportunidad. Seguro, que salvaremos, muchos que NO son tuberculosos.

 

A los posibles tuberculosos, después de este segundo Saneamiento, se les realizará una venta gradual, con destino a los mataderos, teniendo en cuenta los intereses económicos del Ganadero y el estado de maternidad de cada animal, sea bovino u ovino o cabrío, hembra o macho.

 

4.-Solicitan, en todos los casos, la PRUEBA COMPARADA, de tuberculosis bovina y aviar.

 

Con todos los respetos, se niegan a la utilización del  GANMAINTERFERON, teniendo en cuenta que está demostrado, gracias a los análisis Oficiales, que con este producto AUMENTA, considerablemente los FALSOS POSITIVOS Y MÁS EN ANIMALES JÓVENES,  por lo que el problema económico que nos produce a los Ganaderos y la pérdida de recursos genéticos, es mucho mayor.

 

5.- Solicitan NO SE REALICEN A UNA EXPLOTACIÓN GANADERA, INSPECCIONES Y/ O SANEAMIENTOS DE OFICIO, SI NO HA HABIDO UN MOTIVO SANITARIO PARA ELLO, y menos si en el anterior Saneamiento no ha habido ningún caso de “positivo” en la Explotación Ganadera.

 

6.-Consideran los actuales y pasados PLANES OFICIALES DE ERRADICACIÓN que han FRACASADO.

 

Atendiendo al número de vacas sacrificadas, las inmovilizaciones realizadas y los índices sanitarios que han conseguido (Andalucía, 17% de Prevalencia y 7’72 de incidencia), habiéndose sacrificado en nuestra Autonomía, en los últimos años un 50% de las vacas, cuando nuestro censo vacuno es del 9% con respecto al censo nacional. Por ello piden, que se paren las matanzas de vacas, ovejas y cabras y se consulte con el sector, más conocedor de la problemática en sus explotaciones, para rediseñar futuras actuaciones.

 

Solo en el 6 al 8 % de los animales sacrificados (unos 350.000 desde el año 2.005) considerados positivos, se ha podido aislar el Microbacterium, en los Laboratorios Oficiales y cada dos años han aprobado medidas de más dureza, sin tener en cuenta, lo diferente que son las Ganaderías Extensivas Andaluzas y su entorno.

 

Desde Asaja, respaldamos las anteriores peticiones y consideramos que las distintas administraciones, incluida la de medioambiente (que tiene la responsabilidad del control y gestión de las especies cinegéticas que actúan como reservorio de esta enfermedad), tienen que escuchar al sector ganadero y diseñar un plan integral que marque actuaciones conjuntas para poder parar la actual situación, que puede llevar a la desaparición de nuestra cabaña ganadera ya muy lastrada por los problemas de rentabilidad que arrastra.

 

Ya en la auditoria que realizaron, el pasado año, responsables de  la Unión Europea a Andalucía,  pusieron de manifiesto de forma expresa que la administración Andaluza no había realizado ningún tipo actuación sobre la fauna silvestre, claro reservorio de la enfermedad, para conseguir la eliminación de la misma.